En primera persona

¿Política? No por algo bastante previsible, resultó ser muy comprensible. En un momento de desafección, de escándalos diarios, de descrédito y maluso de la confianza ciudadana, de deslegitimación de nuestras instituciones…  Voy y me engancho a la política. El hecho como tal, como ya digo, era bastante previsible porque desde un noviembre de chapapote había ido formándome en esto de pensar y ser crítica. Pero, nunca había encontrado mi lenguaje, mi referencia, un espacio para construir, para crecer, aprender, donde aportar, siempre con el mismo objetivo, el bien común.

Sí, suena raro. Tengo 25 y creo en la política. De forma plena, creo que la política es un ejercicio de servicio público, de entrega, responsabilidad y de compromiso diario. Una herramienta estratégica al servicio de la ciudadanía y no al revés. Debe sonar ingenuo, ¿no? Pero, como dice una amiga “lo cortés, no quita lo valiente”. Y yo tengo la certeza de que, para seguir avanzando, hay que darle una vuelta de tuerca al sistema político e institucional español, y estamos en un momento en el que no es sólo necesario hacer las cosas de una forma distinta, es que es posible. Están agotados las formas y fondos instaurados en la Transición, me parece más que coherente pensar que la política ha de evolucionar como lo hemos hecho la ciudadanía en estos casi 40 años. No hacerlo no puede ya suponer más que una excusa, porque lo cierto es que hay herramientas, mecanismos y personas decididas a ello.

Siempre me ha llamado la atención esa forma de la política, de algun@s que se hacen llamar polític@s, de hablar de ciudadanía en tercera persona, de marcar esa línea entre el yo/política/nosotr@s y el tú /ciudadanía/vosotr@s. Me parece una gran perversión, cuyo objetivo es ampliar distancias inexistentes e instaurar barreras inconsistentes. Por eso, yo siempre hablo de “política en primera persona”.

Con ese espíritu abro este  hueco, este rincón de construcción y, como siempre, de aprendizaje.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*